Me pongo a dieta… de Facebook, Twitter y Cia.

“Este verano siento la necesidad urgente de desconectar y reconectarme con la realidad. ¿Facebook, Twitter y Cia? ¡No gracias!  Al menos durante estas vacaciones o eso pienso. ” 

Te preguntas si dejando las redes sociales vale la pena .. no es tan malo que te dices. De hecho, tienes un momento difícil imaginar su vida sin ella.

Mi gran pregunta es entonces: ¿es posible vivir una vida sin Facebook y otras redes sociales?
¿Es posible empezar de nuevo?
Volver a esa monotonía de antaño en que para hablar con los amigos nos teníamos que ver las caras o oírnos las voces?

¿Es posible enviar una carta escrita a mano? ¿Es posible tener 5 amigos verdaderos en lugar de esos 500 amigos de Facebook o seguidores?

Después de todo un año de trabajo intenso donde mi día a día se confunde con los medios sociales, he decidido pasarme al otro bando.

Claro está que tan sólo serán unas vacaciones.

Necesidad o capricho?

Poco importa, porque de momento no pienso volver… Al menos durante un mes!

Siento que he perdido mi identidad. Ahora soy del montón.

Soy igual a todos los demás.

Mi vida depende de unos cuantos “Me gusta” que puedo conseguir… Y unos cuantos retweets o repins.

Hasta he terminado por creer que la vida es mucho mejor en la red.

Que los chicos son más sinceros en la red.

Que las frutas saben mejor en la red.

¿Mi vida sin Facebook y Compañía?

¡Qué pánico!

Pero me imagino más tiempo con verdaderos amigos, con mi gente.

Aquellos que existen de verdad.

No aquellos que aún siendo maravillosos y compartiendo mi día a día siguen siendo grandes desconocidos.

He pasado ni más ni menos una hora, si no más, en Facebook y en Twitter cada noche y … Cada mañana y también cada tarde en los últimos once meses.

Se convirtió en mi escape de la realidad.

Llegó a ser mi lugar de paseo preferido y principal.

Pero me pregunto, ¿qué hay de ti?

Teniendo en cuenta no soy la única enganchada a las redes sociales, ¿has llegado a plantearte un retiro de lo social?

Redes sociales: ¿adicción o necesidad?

A mí se me hace difícil imaginar la vida sin ellas pero prometo regalarme un mes de descanso.

Hasta pronto.

Anuncios